DELEGACIÓN CUAUTLA




La Cruz Roja representa una parte de vida con un carácter voluntario y no lucrativo sin distinción de religión, raza, nacionalidad , condición económica o credo político, y tenemos el único fin de ayudar a todo ser humano cuya vida o salud se encuentre en riesgo.

Cruz Roja Mexicana Delegación Cuautla se ha convertido en dedicación y entrega, todos los voluntarios, socorristas, consejo de dama, directivos, etc y paramédicos nos unimos como familia para ser un ejemplo a seguir dentro de la población.

La gente confía en la Cruz Roja Mexicana Delegación Cuautla ya que

representamos liderazgo y siempre buscamos excelencia en el trabajo que hacemos ,llamando a las necesidades y vulnerabilidades de las comunidades que representamos, lo que nos lleva a ponernos nuevos retos y desafíos con el objetivo de aliviar el sufrimiento de las personas.

Cruz Roja seguirá con paso firme, con la ayuda de todos nosotros.

Actualmente contamos con personal fijo de 60 personas, Voluntarios alrededor de 100 y 70 Alumnos.

Historia

De 1938 a 1940, el puesto de socorros de Cruz Roja Cuautla se ubicaba pegado a la propiedad de Don Juan Barrales Sánchez, ahora Banamex, y que cedía sin costo el propietario siempre benévolo. Cuando se requería, acudía el Dr. Amado Torres Guerrero y su auxiliar era la Srita. Lupita Medina.

Después, ese puesto de socorros se trasladó a la esquina Triunfo del Sitio y Fin de Raúl, propiedad del Sr. Ambrosio Puente, que había conseguido para tal fin el Club de Leones de la Ciudad. En ese lugar mejoró el equipo: mesa de operaciones, sofá, una vitrina con instrumentos, sillas, dos camillas que se utilizaban en la modesta ambulancia que era manejada por los trabajadores del ferrocarril en sus ratos libres, mismos que serían el pie de veteranos de la institución, además tenía dos camas equipadas y continuaba el Dr. Torres Guerrero atendiendo los casos de emergencia, auxiliado por señoritas voluntarias como enfermeras.

El Club de Leones de Cuautla se dio a la tarea de conseguir un predio para levantar un Hospital para la Delegación de la Cruz Roja, y lo encontraron junto al inicio del acueducto que conducía las aguas del río al ingenio azucarero de Buena Vista. Se encontraba en las calles Angustias de Calleja y la incipiente calle Tepoztlán, a unos pasos de la vía del ferrocarril. Allí había estado el viejo Hospital Civil, y estando en ese tiempo sin uso el viejo hospital, se gestionó ante el General Rodolfo López de Nava, Gobernador del estado, la cesión del predio para el objeto referido, y su respuesta fue favorable el 16 de Agosto de 1959. Con los documentos ya en su poder, el Sr. Don Juan Blanco Borbolla, Presidente entonces del Club de Leones, aprovechó los medios de comunicación que entonces se tenían en Cuautla: XEWF, el periódico “El Polígrafo”, la revista “Caridad y Patriotismo” de la Cruz Roja local, para informar a la población de tan importante beneficio, invitando a todos a colaborar con materiales o con dinero para iniciar la obra. El primer donativo recibido fue una tonelada de varilla del Sr. Juan Barrales Sánchez y le siguieron otros muy importantes donadores. Fue el General Carlos del Real, Director General de le Lotería Nacional, quien entregó un donativo de $25,000.00 que se utilizaron para iniciar las obras del hospital.

(Reseña de Raúl Solís Martínez, Cronista de Cuautla).